MONOÏ DE TAHITI

La Polinesia Francesa, más conocida de manera genérica como “Tahití”, que es la isla principal de las más de 100 islas que conforman el archipiélago, es un popular destino de vacaciones en el Pacífico Sur. De allí proviene el famoso Monoï de Tahití, elaborado a partir de dos de sus tesoros naturales:

Aromas de Tahiti

La Gardenia Taitensis, también llamada Tahitian Gardenia o Tiare Tahiti, es una especie de la familia de las Rubiaceae. 

La planta es originaria de la Melanesia y de la Polinesia occidental. Fueron los maohis, los habitantes de los mares del sur, quienes la introdujeron en las islas Cook, en la Polinesia francesa y posiblemente Hawaii, durante sus largos viajes por mar.

Su flor, conocida simplemente como Tiare, es la flor nacional de la Polinesia Francesa y de las Islas Cook. Todo un símbolo que emana un aroma encantador y sensual.

“El oro blanco de Tahití” – el coco (Cocos nucifera) – es una fruta típica de Tahiti y sus islas. Produce un aceite de incomparable finura, de color dorado claro, rico en ácidos grasos esenciales, que es muy valorado especialmente por sus propiedades nutritivas e hidratantes.

Gardenia Tahitensis

Los habitantes de las Islas del Pacífico usan estas flores, maravillosamente fragantes, para hacer hermosos collares conocidos como “Ei” en las Islas Cook, “Hei” en Tahiti o “Lei” en Hawaii.

Según las tradiciones de las islas del Pacífico, la forma en que se lleve una flor indica el estado civil. Una flor en la oreja izquierda significa que la persona está comprometida, y detrás de la oreja derecha que todavía está disponible.

Es esta gardenia tahitensis, la que se utiliza para hacer el Monoï de Tahití, un aceite único perfumado por la naturaleza, que se elabora macerando las flores en aceite de coco.

Producción del Monoï de Tahiti

El Monoï de Tahiti Anakena es el resultado de la maceración de flores de Tiare (Gardenia tahitensis) en aceite de coco refinado (Coprah) y se produce exclusivamente en la Polinesia Francesa, siguiendo un estricto proceso tradicional.

Las flores de Tiare se recogen antes del amanecer y se sumergen durante 12 días en el aceite de Coprah con una concentración mínima de 12 flores por litro, utilizando un método especial de enfleurage. Este proceso tiene lugar a la temperatura del ambiente, lo que significa que el aceite no se calienta. Las flores desprenden ingredientes hidratantes y nutritivos y proporcionan al aceite su fragancia típica. Pasado ese tiempo, se deja reposar el macerado durante 24 horas. Luego se filtra, se limpia y se le da un antioxidante natural (solución de tocoferol).

El aceite de Monoï de Tahití se utiliza en cosmética ya sea como producto final o como ingrediente para la fabricación de cremas, lociones, champús y jabones.

Appellation d'Origine

La autenticidad del aceite Monoï de Tahiti Anakena está protegida por el certificado “Appellation d‘Origine®”, un sello de garantía que confirma el origen y el proceso de fabricación del producto.

Monoï de Tahiti es el primer producto cosmético en recibir una Denominación de Origen. El sello en nuestra etiqueta confirma el origen polinesio de sus ingredientes, su selección y la calidad de su producción. El Monoï de Tahiti Anakena lleva este sello en cada botella.

Puede obtener más información sobre las normas de uso aquí:  Certificaciones

Botella Monoi de Tahiti Anakena reverso en conchita
Monoi frente en conchita

Cosmética Natural

Nuestro Monoï de Tahiti es cosmética natural, y se destaca por:

  • Vegano
  • Origen 100% natural de todo el producto
  • Libre de silicona, parafinas, ftalatos, microplásticos y aceites minerales
  • Sin parabenos, sin OMG
  • Sin aceite de palma, gluten, lactosa ni sulfatos

Secretos ancestrales de belleza

El aceite puro de Monoï se originó en las islas del Pacífico Sur, donde los maohis lo utilizan desde hace siglos con fines curativos, cosméticos y religiosos. El Monoï es una de las preparaciones más antiguas de "RAAU TAHITI" - el conocimiento tahitiano de las plantas y sus ingredientes activos para curar la piel y la mente.

Es bueno de saber ...

El Monoï solidifica a temperaturas inferiores a 24°C. Coloque la botella en un recipiente con agua tibia o cerca de una fuente de calor y el contenido se volverá líquido nuevamente en poco tiempo.
El producto no contiene protector solar.

Monoi Duo solido y liquido

Posibles aplicaciones

Posibles aplicaciones

El Monoï de Tahití Anakena es un producto con efectos verdaderamente milagrosos para la protección y el cuidado de la piel y el cabello. Es ideal para masajes relajantes, para el cuidado del cabello, para baños de aceite aterciopelado y mucho más.

El Monoi protege la piel y el cabello de la pérdida de humedad, evitando que se resequen. Es perfecto para el cuidado de pieles sensibles, secas e irritadas.

Este valioso producto es absorbido rápidamente por la piel, proporcionando una hidratación inmediata y relajante. La piel y el cabello quedan sedosos y con un delicado aroma a flores tropicales que permanece incluso después de varias horas.

Cabello

Aplicar sobre el cabello seco o húmedo, distribuirlo bien (desde el cuero cabelludo hasta las puntas), envolverlo con una toalla y dejar actuar el mayor tiempo posible, al menos 15 minutos, pero preferiblemente durante toda la noche.

Pasado el tiempo, lavar con abundante agua y aplicar el Shampoo Nutritivo Anakena, dos veces si es necesario hasta que el shampoo produzca un poco de espuma. Terminar con el bálsamo acondicionador Anakena.

Uso especialmente recomendado después de un día de playa o de piscina.

Para conseguir el mejor efecto posible se recomienda su uso una vez a la semana.

Cuidado intensivo para cabello seco: Masajear con unas gotas de aceite Monoi las puntas del cabello. No enjuagar.

Manos_Monoi

Masaje

Ideal para masajes relajantes para jóvenes, adultos, personas mayores y también maravillosamente adecuado para bebés.

Ponga un poco de aceite en las palmas de las manos y aplíquelo suavemente sobre la zona a masajear.

Se recomienda comenzar por la cabeza y continuar bajando hasta los pies para tener en cuenta las vías de energía del cuerpo.

Monoi Modelo

Cuidado Facial

Aplicar con cuidado una gota de aceite en el rostro usando las yemas de los dedos, con movimientos circulares. Evite el área de los ojos.

Una vez absorbido el aceite se recomienda utilizar la crema facial Anakena. Esta combinación está especialmente recomendada para pieles de rostro propensas a la resequedad.

Después de la Ducha

Extienda una cantidad de aceite del tamaño de una avellana entre las palmas de las manos y aplíquelo sobre la piel húmeda después del baño o la ducha. Masajee suavemente. La piel gana elasticidad y se vuelve aterciopelada.

Tratamiento de los Manos

Nos gustaría darle un consejo de cuidado muy especial con nuestro maravilloso aceite Monoï de Tahití:

Muchas personas sufren de sequedad en las manos, especialmente en épocas de cambio de tiempo o las personas en profesiones médicas por el uso frecuente de guantes.

El aceite de Monoi Anakena es un “remedio” maravilloso contra esa sequedad. Simplemente ponga un poco de Monoi de Tahití en un recipiente e introduzca sus manos en el aceite calmante durante unos minutos. Las palmas y los dedos se pueden masajear hasta las uñas.

Esta sencilla “cura de manos” se puede realizar perfectamente antes de dormir para que los restos del aceite sigan penetrando en la piel durante la noche. El Monoi relaja las manos y las cuida al mismo tiempo.

Productos de protección solar y cuidado para después del sol

¡Un “beach lover” es decir un “verdadero amante de la playa” siempre debe llevar su Monoï de Tahití Anakena en su bolso de playa!

Este delicioso aceite cuida intensamente la piel estresada por el sol. Aplicar en las partes del cuerpo más expuestas al sol como la cara, los hombros, el escote y los pies. La piel se calma y recupera su elasticidad.

El Monoï de Tahiti proporciona un bronceado más dorado y luminoso, dejando una maravillosa sensación de bienestar.

IMPORTANTE: Monoï de Tahiti no contiene ningún factor de protección solar y, por lo tanto, no sustituye el uso de productos de protección solar.

Aditivo de Baño

Para un agradable momento de relajación y para proteger la piel, agregue unas gotas del aceite Monoï Anakena al agua tibia de la bañera. Inmediatamente se liberará un delicado aroma tropical que la sumergerá en un delicioso sueño por las paradisiacas islas de los mares del Sur.

El resultado es una piel sana, suave como la seda, bien hidratada y con una deliciosa fragacia. Después del baño, simplemente frote suavemente la piel con una toalla para que el aceite la cubra como una capa protectora.

El "Beauty-Power" del Monoï de Tahiti

El Monoï de Tahiti Anakena se caracteriza por sus excelentes propiedades beneficiosas para la piel y el cabello:

⇝ Protección para cabello seco o dañado 
⇝ Hidratante
⇝ Efecto fortalecedor y reafirmante de la piel
⇝ Aceleración natural del bronceado al tomar el sol